BALANCE DE UN AÑO HISTÓRICO
4 enero, 2016

Siempre al finalizar un año se hacen balances, en lo personal el 2015 asumí la responsabilidad de dirigir los destinos de la Organización Sindical y lo hice durante los festejos del Día del Trabajador, una fecha simbólica, en la que manifesté, de cara a los funcionarios y a las autoridades del Banco, mi compromiso irrestricto con la defensa de los derechos de los trabajadores.

 

Luis Destefani junto a trabajadores de la sucursal Hualqui.

Luis Destefani junto a trabajadores de la recién inaugurada sucursal Hualqui.

En esa oportunidad, señalé la necesidad de terminar con el miedo y la falta de diálogo que aún existen en el Banco y advertí que se requieren liderazgos potentes y no jefes “dueños de la verdad”  a objeto de “promover el valor por el respeto, la cultura del diálogo y crear un clima laboral de calidad” .

 

Mi primer desafío como presidente fue la Negociación y para comenzar el proceso iniciamos, junto a los demás dirigentes, un plan de reuniones informativas a objeto de explicar los ejes del Proyecto, acordados previamente en el Congreso de Delegados. En ese contexto, recorrimos áreas centrales y sucursales del país, dando cuenta de los objetivos y reconociendo el ambiente que existía entre los trabajadores de cara a la Negociación.

 

Como siempre el proceso no fue fácil, nos encontramos -en un comienzo- con una contraparte intransigente, sin embargo, la seriedad y contundencia de nuestros planteamientos más la unidad de los trabajadores, expresada con el rechazo a la última oferta de la empresa, determinaron que, en medio de los Buenos Oficios de la Dirección del Trabajo, se logrará un acuerdo definitivo.

 

Así firmamos un Contrato Colectivo sólido y responsable, que cumplió con los ejes de nuestro Proyecto y abrió espacios para seguir avanzando en diversas materias, pero lo más importante, supo combinar las legítimas demandas de los trabajadores con la proyección futura de la empresa.

 

Sin embargo, grupos de interés quisieran empañar este ejemplar proceso, filtrando las cifras del Contrato a la prensa, tergiversando “mañosamente” los números a objeto de generar una imagen distorsionada del Sindicato. Ante eso, nos dimos a la tarea de explicar nuestra verdad, a quienes realmente nos importan, los trabajadores del Banco.

 

A pesar de esta orquestada operación, la Organización supo salir por encima de las mentiras y demostrar el valor de la Unidad, sirviendo como ejemplo para millones de trabajadores, que entendieron la importancia de pertenecer a un sindicato único.

 

Por contradictorio que parezca, la Organización salió fortalecida de esa lamentable situación y ha dado “vuelta la página”, superando el debate respecto al acuerdo, a pesar que algunos ejecutivos del Banco insisten en cuestionar la Negociación, juego en el cual no entraremos, dado que no nos parece serio de cara a los desafíos que tenemos en el corto y mediano plazo.

 

El 2015 fue importante además, porque cumplimos el sueño de todas las directivas que nos antecedieron, inauguramos el Edificio Sindicato BancoEstado, una obra que crece día a día, y que nos llena de orgullo, ya que es la consolidación de un trabajo de largo tiempo, que hoy es una realidad.

 

Sin embargo el 2015 también nos entregó un hecho lamentable, a pocos días de la Navidad falleció el ex presidente del Sindicato, Mario Letelier, un hombre que dejó su huella en la Organización y cuyo legado no olvidaremos, ya que su ejemplo de lucha marca una senda que debemos proyectar a las nuevas generaciones.

 
Finalmente, de cara al 2016 debemos seguir por la senda de la Unidad, reforzando los espacios de comunicación, abriendo al debate los temas que nos preocupan, entendiendo la dificultad de los desafíos que se nos vienen, que no son pocos, pero que seguro sabremos superar  con el compromiso y la cohesión de todos los trabajadores.

volver
Morandé 25 of. 701, Santiago de Chile. Teléfonos: (02) 26712563 . 2696 8477 . 2671 8338 . 2672 3321